miércoles, 11 de julio de 2007

Rosy en la Jornada

La banda blusera La Sana Rabia presenta su disco en el Multiforo Alicia

“En Cuernavaca no sólo brotan bugambilias; también se da el blues”

Hay que trabajar en la apertura de la gente, los lugares de difusión existen: Rosy Cervantes

ARTURO CRUZ BARCENAS

En Cuernavaca no sólo se dan bugambilias; también brota el blues. “Soy la más pequeña de seis hermanos y uno de ellos escuchaba mucho blues y rock; esa fue mi primera influencia, aunque yo comencé cantando folclor latinoamericano, hace 15 años. Tuve la fortuna de conocer a Lalo Chico, el guitarrista de El Tri, con quien hicimos una banda en Cuernavaca… bueno, tocábamos cuando él no tenía tocadas con el grupo de Alex Lora, porque sus músicos tienen contratos exclusivos. El me empezó a grabar mucha música, y blues, que no es un género fácil y tiene su forma particular de ser interpretado”, expresó Rosy Cervantes, líder del conjunto La Sana Rabia, que cumplirá en diciembre cinco años de trayectoria.

En entrevista, Rosy Cervantes, quien se define como muy “alivianada”, agregó que la música es su pasión, lo que la hace ser. “He tomado clases se canto, pero escuchar el género es lo que va compenetrando“.

–Se dice que es una música que les sale mejor a los negros…

–Yo me hacía la pregunta de cómo voy a cantar blues si no soy negra y más porque le tengo mucho respeto a esa música. Hablando con Betsy Pecanins, ella me aconsejó: “Bueno, pues piérdele el respeto, pero entiende el humor, porque hay mucha ironía; el dolor se canta con cierta ironía”.

–¿Hay un movimiento nacional de blues?

–Yo pienso que sí. Hay que pensar en Real de 14, cuyo sonido no es el del blues que podríamos llamar ortodoxo. Tampoco es lo mismo cantar en inglés que en español, pues la acentuación es diferente; una frase en inglés es más sintética. Los clásicos del blues en México abarcan gente como Betsy Pecanins y Memo Briseño.

No obstante, no toda la gente paga por ir a los conciertos bluseros en Cuernavaca ni en la capital del país. Quieren ir gratis. “Te invitan a festivales y como grupo local no te pagan, aunque sí a los foráneos, a los extranjeros, Todo eso tiene como consecuencia que no seamos profetas en nuestra tierra. Hay malinchismo. Fuimos a Guadalajara y los chavos de allá no creían que hubiera una banda de rock-blues en Cuernavaca. Pensaban que allá sólo se daban bugambilias”. Se presentó con su banda en el pasado Festival Ollin Kan, en la sede de Cuernavaca, donde la respuesta del público fue positiva.

El blues y la ideología

“Pero hay necesidades: cómo transportarse, quién paga. La autogestión la entiendo como ser autosuficiente económicamente. Vivo de la música y quiero vivir de este proyecto, que es el que me gusta y en el que creo. Mis canciones tienen contenido social, porque el blues nació con un contenido social muy fuerte. No debes renunciar a tus convicciones, sobre todo ahora que hay una pérdida de entendimiento entre el ciudadano y el servidor público.

“Mis canciones hablan de una postura y de cómo veo el mundo. No he sido militante de ningún partido, pero eso sí, no soy de derecha. Si fuera de derecha no cantaría lo que canto. Es más, no se puede ser de derecha y cantar blues pues sería incongruente”, aseveró la blusera.

Rosy habla orgullosa de la presentación de su primer disco, titulado Lo blanco y lo negro, en cuya producción participaron dependencias del gobierno de Cuernavaca y cuatro empresas privadas. Lo dará a conocer el 12 de julio, a las 19:30 horas, en el Multiforo Alicia, avenida Cuauhtémoc 91, colonia Roma. Teléfono 5511 2100. Entrada libre. Ahí se podrá comprar el cidí.


Ahí los espero!

3 comentarios:

Garash dijo...

Gracias por el dato siempre es útil tener información de una buena banda.

Saludos!!

l u dijo...

Ahh claro, y si te puedes lanzar, mejor!

Brujísima dijo...

lo de hoy es el blues!! feel the blues gato!