martes, 2 de enero de 2007

y con lágrimas en los ojos me despido de él que es mi destino...

Lo encontré por casualidad, en una noche oscura mientras caminaba y di vuelta donde no era, y ahí estaba, en la sexta casa que debía ser a la que me dirigía pero en la siguiente calle. Y cuando nuestras miradas se encontraron sabíamos que éramos el uno para el otro.
Pero hoy, a unos cuantos días de que nos encontramos me piden que le diga adiós. Y no es justo.
No es justo, no es justo..... no...
Por qué no entienden que existe algo poderoso, y que esto me causa un gran sufrimiento, un gran dolor, más allá de mis uñas enterrándose en mi carne con impotencia... no es simple egoísmo. Porque Kistch no lo quiere, y no tolera su presencia, porque ya arañó en la cara a Emi y porque ni el pinche loro que ni es mío lo quiere.
Yo quería presentárselos con bombo y platillo, y resulta que las cosas son así..
Por qué tengo que dejarlo si desde que nos vimos...
Adiós mi pequeño.
Adiós mi niño travieso...

Este es Goyo, un pedacito de mi corazón que tengo que dejar ir...

10 comentarios:

i dijo...

chale... está hermoso!!!
si no estuviéramos tan lejos....


no habrá alguien por aquí que lo pueda adoptar? :(

lagartija dijo...

quiero llorar!!!

eLiZa:: dijo...

Luuuuuuu no lo dejes irrrrrr!!!!
Yo hace un par de semanas tuve que entregar uno que me dejaron aqui, a la puerta de la casa por que saben que adoro los gatos y los adopto, pero mis finanzas no me permitieron adoptar a mi Maple esta vez :(
Ahora me arrepiento... En fin, te mando un abrazo gatuno

Hamlet dijo...

Si en verdad lo quieres no deberías dejarlo que se vaya. No es justo, como bien dices. Piensa que si fuera una persona no lo abandonarías. Es un animal, es un gato, pero ante todo es un ser vivo indefenso, sin culpa alguna.
Yo recomandaría que te quedes con él.

Ginger dijo...

Sorprais, sorpraisssss!!! ¡Ya puedo comentar en los blogs beta!

Chale, AMO a los gatos y con gusto me quedaría con Goyo, nada más que Cleo y Kin Kin se me pondrían un poco punks. ¿De plano no te puedes quedar con él?

Besos!

l u dijo...

Bueno Goyo ya sé quedó, lo negocié con mi familia onda "se me hace que voy a agarrar mis chivas y mi gato y me regreso a mi depa", así que dejaron que se quedara, además el loro ya come y Kistch mi otra gata, ya ni lo pela. Lo malo es que sigue arañando a Emi, porque les encanta jugar juntos. Pronto habrá acá un post dedicado a Goyo.

Sabina Starlight dijo...

Changos!
Es que los niños no miden el peligro... ojalá no llegue a las mordidas el Goyo.

¿a poco el loro dejó de comer?
Changos!
Me ha preocupado eso.
En casa tenemos 3 cotorros, 1 loro, 2 tortugas, 1 hermoso nene negro con complejo de Rottweiller y Pitbull, en una pequeña talla de Scottish... y están por tener gatos dos mishas lindas, que sin duda alguna me darán un gatito...

Y el hecho de que menciones que el loro dejó de tragar porque llevaste un gato, me preocupa porque en esta casa, al loro lo quieren más que a mi.

Ojalá no se me pongan celosos por el minino que pronto se ha de mudar.

Helen dijo...

Oye amiga...no lo dejes iiir..es injusto, debe haber tolerancia entre los otros animalitos y los humanos...no crees?...yo tenía un gato y una perrita que eran casi como hermanos, y hubo un tiempo en que tuve cotorritos, gatos, un perro y hasta un pez, todos en casa y vivían A GUSTO!..Lo importante es enseñarse a convivir...

Creo que te sentiras cada día peor si lo dejas ir...

Piénsalo...
Atte. La esposa del oso polar.

Guillermo Carballo dijo...

Qué hay, encontré la otra vez tu blog por alguna razón. En fin, eso qué importa, qué bien es encontrar a alguien de Mexico por aquí, y más aún saber que eres Puma de corazón!!! Oye pues al parecer en tu último post, dices que lo de Goyo ya se resolvió qué bueno!!
Por acá andamos, saludos,

l u dijo...

Pues sí Lady Blue, el loro bueno se llama Pancha y es niña,dejó de comer y se ponía tenso, pero ya le puso sus cates a Goyo y ya anda como si nada. Es bien chido tener tantas mascotas! Lo malo es que Emi lo adora y no lo deja ni a sol ni a sombra...

Esposa del oso y mami de Fátima, claro que no lo dejaría ir, y esperen al post, se enteraran de la primer goyaventura...

Guillermo, pues sí lo de goyo se resolvió, gracias por la visita nos seguimos leyendo.