jueves, 10 de agosto de 2006

Otra de piratas
Esperaba con ansia la segunda parte de Piratas del Caribe, y cómo no si eso significaba volver a ver a Mr. Deep derrochando talento y simpatía. La maldición del Perla Negra me quitó el sueño durante mucho tiempo, no porque me dieran miedo los piratas a la luz de la luna, sino por aquella buena costumbre de imaginar al pobre Capitán Sparrow con su voz tan sexi, solo, en una isla desierta, muerto de calor, semidesnudo..... mrrrr..... a-aunque de eso no estabamos hablando...


El caso es que esta vez fui al cine con toda la prole pues íbamos en misión especial: llevar a mi sobrina Jackie al cine por primera vez, pues en sus cinco monstruosos años nunca había ido al cine, cosa imperdonable si pensamos que Emily a su año un mes iba por la cuarta. Después de un rato recordamos porque nunca la habíamos llevado, Jackie no puede estar quieta por mucho tiempo y mucho menos callada... y fue toda una odisea pues Emily había dormido toda la tarde y tenía pila para rato. No así mi tía Li que se quedo dormida.

Pero bueno, a pesar de que durante casi toda la función traje de acá para allá a Emiliano que ya casi camina solo, fue una noche de absoluta risa, sobre todo cuando buena parte del publico se riera de cuando Will Turner pregunta dónde podía buscar a Sparrow y el pinche bebé dejara escapar su mejor palabra con tono de no seas güey: agua.

Aunque nosotros nos divertimos más con las payasadas de Emiliano, (grita y se ríe con los de la peli, señala la pantalla, le dice papá a Will Turner, hace gorgoritos, se resiste al sueño para serguir viendo, se escapa gateando por el pasillo) la película es realmente impresionante, con buenos efectos lo malo es su final de no se pierda el próximo capítulo a la misma hora y por el mismo canal. Sólo me resta hacer los siguientes comentarios:


  • El sr. Deep además de excelente actor sigue despertando muy bajas pasiones (las mías por supuesto).
  • La caracterízación de todos esos marineros del Holandés Errante merece un Oscar.
  • Nadie le va a creer a la Elizabeth que está enamorada del Turner si besa así a mi Capitán Sparrow.
  • Necesito un curso intensivo sobre cómo hay que hacerle para sacarse el corazón, guardarlo en un cofrecito y enterrarlo lo más lejos posible. (y de preferencia tirar la llave).
  • O en su defecto una brújula como la de Sparrow
  • Mi tía Li sigue pensando que el Capitán David Jones (el cara de pulpo) tenía una mirada tierna.
  • Sigo con la duda de por qué fui la única que se rió con aquello de la dicotomía del cielo y el infierno.
  • Soy la única que piensa que la Elizabeth es una maldita bruja por dejar a mi Jack Sparrow abandonado a su suerte?
  • Ante la valentía y el buen corazón de mi querido Capitán Sparrow ha demostrado una vez más, yo solo puedo decir: Cariño, yo te salvaré!!!!!

    Atte. Mrs. Sparrow.

1 comentario:

lagartija dijo...

maldita, fuiste sin mí!!!!!

me vengaré!