domingo, 17 de octubre de 2010

Humo

Desaparece el frío.

A lo lejos esferas opacas cambian de color. El sonido.

Los pies están cansados aunque ya no lo sientas. No te excedas.

Arriba la luz BRILLANTE de la Luna. Hipnótica.

Parpadea, aclara la mirada. Eres el piloto. Disfruta. Vamos para arriba.

Cierra los ojos, siente el sonido atravesándote. Enormes oleadas de sonido. Imágenes proyectándose en la mente

[recuerdosideassensacionestemorestúevasionhacialugaressegurosparasentir]

Bailar, pero el movimiento interrumpe las vibraciones. Aún no es momento de bailar.

Quieta.

Abre los ojos. El espacio es diferente. Niveles. Escalones que surgen por efectos de luz.

Tienes que subir el escalón. Ese escalón que no está frente a ti ahora, pero puedes verlo.

En la espalda de alguien El ojo con GIGANTES lágrimas. Fijar la mirada. Zoom.

Tan claro que parece no ser posible:

Sube el escalón ya lloraste demasiado.

Gente en movimiento. Apenas el roce delicado de los cuerpos. Siente el calor que emiten al pasar.

El calor se pierde principalmente por la cabeza. Incontables cabezas alrededor. Si pudiera verlo!

Tweet fantasma: Digan al piloto que no voy a aterrizar.

22:42

Brillante, brillante la luz del celular. No va a salir, sabemos.

Y ahora sí brincotea, baila. Ya no se interrumpe la sensación.

No pasa el tiempo.

Rostros no conocidos, expectantes. Voces al unísono.

Sonido omnipresente. Las Voces.


Silencio. Oscuridad.

No la van a tocar. Gritos.

Stop!!!!!!!!!!

Los Pixies. No hay más que decir.

1 comentario:

•†• ĐÅЯК FÅIЯY •†• dijo...

Regresas, caminas dentro del espiral de la vida, un espiral en el que el cuerpo es destruido, pero el alma...

El alma...


El espiral te lleva, te envuelve, te matiza, te convierte.

Camina dentro, alejate del centro, muevete sin miedo, de todas maneras, la vida no acaba, siempre hay algo mas allà, como en el espiral.