miércoles, 1 de abril de 2009

Destiny

El convoy llegaba a la estación del metro cercana a donde trabajas. Reté al destino: venga, con todo. En el andén de la otra dirección estaba un tipo tan parecido a ti, con trajecito, sin saco y una maleta para el gym. Obvio, no podías ser tú.

Aún me queda una pizca de ingenuidad.

1 comentario:

Brujísima dijo...

lo dices por la maleta para el gym??


=/


jo!


Besos!!