sábado, 31 de enero de 2009

Mitocondria

Hay una magia especial alrededeor de los conciertos muy deseados. Éste se dio a desear mucho bastante. Sin embargo luego de una semana tormentosa, llegó el viernes. Ni siquiera el caos de la ciudad pudo pararlo. De hecho nada pudo pararlo ni a nosotros.

La cuestión es que, tal como se prometía, fue un concierto íntimo lleno de sorpresas y descalabradas sentimentales. Y como no con un estas canciones:

Cielo Protector
El cometa
Karma Police (aunque solo fue la intro)
Hendrix
Ser un destello
Una tarde en la vida
San Miguel
Marte
Come as you are
Al final de la playa
Estallido Interno
Malecón
Oración caribe
Por donde pasas
El tiempo es olvido
Esa madrugada

Y como ese señor no se cansaba de cantar ni nosotros de escucharlo, luego se discutió con Zafiro y Corcel.

Seguría platicándoles que pedo, pero ya me tengo que ir, Dulce Geisha ya se ha de haber aburrido en el Turibus.

Las fotos, cuando las baje la morra que me prestó su cámara, que es a toda madre.

1 comentario:

Brujísima dijo...

ay!! cositas!

ando media melosa, no?


muaaa!