domingo, 13 de mayo de 2007

Sonata para un buen hombre

El conductismo, a grosso modo es una corriente psicológica que afirma que por medio de un entrenamiento o programación es posible lograr que, a un determinado estímulo, corresponda una determinada respuesta. Uno piensa que eso es una soberana mamada, lo piensa si sabe poco o mucho de conductismo, o si apenas se acaba de enterar, lo piensa porque, por supuesto, siendo un pensador humanista, el hecho de hacer predecible al ser humano le asquea.

Bueno, pues gran parte de los mensajes que recibimos son puramente conductistas, de hecho, en comunicación y en educación es lo que mejor funciona.

Ahora, que tal si usted está en una sala de cine, mirando una historia que lo tiene cautivado y en una de esas escenas, el guapo escritor con el que por supuesto ha entablado una relación de total empatía e identificación, es notificado de una tragedia, y en medio de su dolor y turbación, (momento en el que, usted espectador, aún intenta a toda costa la contención de sus emociones) se dirige a su piano y empieza a tocar una hermosísima sonata que desde el primer acorde activa esa implacable sensación que se detona en un momento dejándolo a merced de un cúmulo de emociones que se desbordan… ¿qué pasa si, en ese preciso momento, ese otro personaje a quien usted prejuzgó duramente desde el principio, y que de unas escenas para acá lo ha hecho dudar, dirige su mirada sin ver directamente a usted, sí usted espectador que está cómodamente sentado en su butaca, qué pasa si en ese momento, UNA LÁGRIMA, en un perfecto ejercicio de sincronización corre por las mejillas de usted conmovido espectador y del personaje que prejuzgó, dando metafóricamente la impresión de estarse viendo en un espejo?


Diría usted que es conductismo?


U opinaría como yo, que a eso es precisamente a lo que se le llama ARTE?


Bueno pues sea que su opinión se incline a cualquier lado, le sugiero vea La vida de los otros. No se va a arrepentir.

No es sólo una historia perfectamente documentada y ambientada sobre el socialismo alemán y el derribamiento del muro, o la historia de un hombre brillante comprometido con su arte, que hace todo lo posible e imposible, lo legal y lo ilegal para expresarse; o la historia de un hombre gris comprometido con su trabajo, que hace todo lo posible e imposible, lo legal y lo ilegal para que su más grande ideal prevalezca. Es todo eso y muchas, muchas más emociones, como lo que le espera al final.

¿Verdad que después de algo así se puede pensar todavía en LA ESPERANZA?

11 comentarios:

Chilanga Catastrófica dijo...

Una de las mejores películas que he visto, conmovedora, completa, la música es enorme... Pasaron días y no podía entender porqué el agente me enamoró y encontré que es su enorme coherencia y convicción (fe), eso es lo que es realmente esperanzador...

Pater Noster dijo...

Cada vez estoy mas convencido de que la ESPERANZA es lo ultimo que se pierde.

Frontera del amor.. luego de eso, la nada

Brujísima dijo...

pues es lo unico que nos queda, la esperanza!

por otro lado, odio el conductismo, sobre todo a los positivistas.

l u dijo...

y aceptemos que aquello de ¿cómo se llama tu... balón? es divino, jajaja el principio de todo cambio... además de la profundidad de sus ojos...

Pater
No me extraña nada que seas un terrible metalero romántico...

Saludos


Miss Noise...

La esperanza es boba y a veces se pierde, pero siempre regresa...

lagartija dijo...

No hay nada más doloroso en el mundo que la esperanza... ya lo dijo Frédéric Beigbeder...

Smooth dijo...

pues depende porque a mi se me haria muy mamona ese escena jajajaja porque se que es una puta ficcion no mamar
buena reflexion pero el arte no busca el efecto, a menos que sea hecho por novatos pendejos

Juan Solo dijo...

Pues para mí no es ni conductosmo ni arte, sino una secuencia... arte será escuchar lo que toca; arte sería ver el medio en el que se transmite eso... algo así, y para conductismo faltarían muchas más cosas. Lo importante es que existan cosas que a cada quien le hagan sentir que todavía hay esperanza, aunque no sólo eso debe existir, no sólo se debe tener esperanza...

Ouija Board dijo...

** Aviso: este mensaje contiene elementos que pueden revelar parte de la trama, en particular el final **

La esperanza de que después de que das tu carrera por una persona, esta a lo máximo te lo agradecerá con una dedicatoria en su última obra?

** Fin del aviso **

Excelente pelicula, me encantó. :-)

Julio C324r dijo...

Caramba!

Se me hace que me lo reviento de nuevo... a ver si le agarro más el pedo.

Salu2!

l u dijo...

Lagar, sí tal vez que quien más amas te traicione....

Smooth
Me alegra tanto leer tu opinión, pero yo no afirmaría así de tajante que el arte no busca el efecto.... sobre todo porque el efecto es inevitable.

Juan Solo

Arte es simple y sencillamente toda expresión profunda del ser que te provoca un efecto, no importa la inmediatez, creo que tendrías que vivir la experiencia de esta película....

Quija Board
Tambien difiero, Wiesler no dio su carrera por Dreyman. Simplemente era un hombre de inquebrantables convicciones, cimentadas en el bien común. Cuando se da cuenta que la utopía es falsa, actua siguiendo su propia convicción.

Julio César

Jajajaja, también es recomendable ver la película.

Valeria dijo...

ohh qué sublime... pues independientemente del conductismo o humanismo, de eso se trata el arte, de moverte eso que llamamos alma y nos produzca algo, el sabernos vivos... y la esperanza... al diablo con la esperanza...