viernes, 25 de enero de 2008

Cómo se llega a femme fatale

Esta vez el ejercicio de metatextos consistía en mezclar personajes de la literatura mexicana en un sólo texto, pusieron un link a un comic que sirve de ejemplo, pero en realidad yo ni lo vi y que por eso no cumplí el ejercicio jajaja, Yo la verdad opino que las instrucciones eran malísimas y que no soy adivina. Este fue mi texto, claro que allá lo publiqué luego del tiempo reglamentario, hice mi berrinche y tiré las barbies y todo eso, pero el Cazador terminó publicándolo. Lo malo es que ya ni lo revisé, y pues en 25 minutos no se pudo hacer nada mejor.
He aquí la versión corregida. Y vuelta a corregir para que cumpla con la idea que el robot tenía del ejercicio y que no fue capaz de explicar claramente.

Audición para la Liga de las femme fatale.

- ¿Cuál es la puta diferencia Gabriela?

- Sencillísimo, a mí todo el mundo me desea, y tú nomás llegaste a "casi bonita". No es mi pedo, reclámale a Xavier.

- ¿Quién te crees tú para decir si entro o no en tu dichosa Liga?

- Que es mi Liga… La cuestión es que cumples con la ambición y el cinismo pero hasta ahí. No tengo la culpa de que mi mayor logro haya sido conseguir auto, departamento y una nueva vida con un movimiento de pestañas, y tú hayas tenido que cruzar el Río Bravo en una maleta, menuda ocurrencia, jajajajajaja.

- Pues fue mucho más original. En eso sí es muy diferente mi Xavierito, no como otros...

- ¡Ahh, no! ¿Qué quieres decir escuincla? ¿Qué Don Oscar no es original? Dime cuando en sus ordinarias vidas mis lectores se habían orgasmeado tanto como con mi escena en los rayos equis, dime cuándo?

- ¡Noo, Gabrielita! Más bien parece que Don Oscar, es fan de The Chemical Brothers, ¿nunca viste el video de Hey boy, hey girl? jajajajajaja.

- Mira nenita, al menos por experiencia, te doy seis vueltas y de regreso…

- ¡No es justo! Yo estoy más in.

- Pero en astucia y arte nadie me gana Violetta. Aquí entre nos, ¿sabes qué me puso dónde estoy?

- ¿La escena del trencito con los strippers?

- No. Es una historia curiosa que finalmente no quedó en la trama...

-¡Cuéntame!

- Hubo un personaje, un escritor medio bocón del Club. Desde el principio le cayó gordo a Don Oscar y le jugó una bromita. Un día, me hizo salir en topless de la piscina y caminar directamente hacia él, ya sabes... desbordando sensualidad, el agua resbalando entre mis nenas, todo eso... Don Oscar terminó quitándolo, porque la acción, le pareció excesiva, faltaba a la verosimilitud...

- ¡No mames! ¿Con verte las tetas qué pudo pasarle?

- Pues como Don Oscar no escribe precisamente realismo mágico, quién le iba a creer que nomás por verme así, el pendejo ese se volvería estrábico.

---------------------

Los personajes fueron tomados de:

Todo está permitido, Oscar de la Borbolla

Diablo Guardián, Xavier Velasco

6 comentarios:

Victor Castillo dijo...

Ahora sí ya entiendo mejor el asunto.

Besos y abrazos.

l u dijo...

perdón, estaba en friega escribiendo el texto... :P

r_e_f-"asecas" dijo...

Hola lilith, vengo hasta tu blog para agradecerte la bienvenida que me diste en el metatextos.

Gracias.

Nos leemos luego.

Dorn dijo...

jaja lilith, a veces no entiendo tus posts .. ahh pero como me divierto, eres genial!

l u dijo...

pues bienvenido también a mi blog r_e_f

dorn
jajajaja
ésta es una más de mis participaciones en un taller en línea llamado metatextos, el link está en le post y en la columna por si quieres visitarlo.

Boqueño dijo...

y tiré las barbies y todo eso
jaja ta'güeno el chascarrillo.